jueves, 25 de octubre de 2012

Soy editor y Donald me propone un juego


Ayer tuve el "placer" de jugar a Infiltration de Donald X. Vaccarino, juego mediocre donde los haya, pero no he venido a hablar de este juego en particular. Sino de lo que se les pasará por la cabeza a los señores editores para publicar un juego u otro. Viendo el resultado de Infiltration está claro que la calidad no les debe importan gran cosa y se basarán en otros parámetros.

Será cosa de dinero, cosa por otra parte muy lógica. Así que un buen día está el editor probando un prototipo muy chulo que ha ganado no se que premio y llega al despacho del señor editor un caballero con nombre de pato que ha vendido como rosquillas un juego llamado Dominion y le propone hacer un chufo de juego. El señor editor se frota las manos, los ojos le hacen chiribitas y ciertas partes de la anatomía empiezan a humedecerse pensando la de dinero que va a hacer y abandona ese prototipo que tan buena pinta tenía porque vete tu a saber si va a vender y a este chufo le pongo en la portada que lo ha diseñado Donald y ya tengo aseguradas unas cuantas ventas.

Probablemente todo esto no se ajuste a la realidad y sean solo alucinaciones de una mente perturbada como la mía. Así lo espero.

6 comentarios:

  1. Jajaja, pues mira, te doy la razón en que sí, que para muchos autores/editoriales se les abre una puerta al cielo cuando visualizan el nombre de X en la portada, pero ojito con cómo catalogamos.
    Y es que recientemente he publicado hablando de Kingdom Builder, de Vaccarino, y contaba que este juego ha sido muy criticado, y a mí me ha parecido un gran juego.
    Infiltration me ha parecido reguleras, pero eso, que fijo que tb le aparecen una legión de defensores tarde o temprano.

    ResponderEliminar
  2. Kingdom Builder no se pero este Infiltration muchos seguidores no puede tener. Y de haberlos que se lo hagan mirar.

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja, en tu línea de repartir estopa :D

    Pero sí, básicamente también opino que hay muchas mierdas publicadas sólo porque su autor tiene un nombre ya hecho; no hay nada ma´s que ver algunos mojones que tienen Knizia o Kramer, y las cosas que empieza a sacar Wallace...

    En otros casos, la mierda es fruto de que tú eres tu propio editor, como mi amigo Gil d'Orey, que todos los años saca un engrendro peor que el anterior.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Kramer, mojones? ¡Eso no me lo dices a la cara!

      Eliminar
  4. Os habéis vuelto unos snobs de los juegos de mesa. :-D
    Ni el juego es tan malo, ni el Donald es tan conocido como para que le compren los juegos porque él aparece en la caja.

    ResponderEliminar
  5. Vale, el juego no es tan malo. Diré que tiene la calidad de la Oca o del Juego de la Escalera.

    ResponderEliminar